EQUO exige un Plan Urgente de Limpieza de los residuos de lindano en Sabiñanigo

“La contaminación por residuos de lindano en Sabiñanigo demuestra que los crímenes contra el medio ambiente tienen un alto coste a largo plazo para la salud humana” dijo Juan López de Uralde co-portavoz de Equo.

IMG_20141021_174407

Entre los años 1974 y 1994 la fabrica química INQUINOSA de Sabiñanigo estuvo operativa, al menos durante 14 años (hasta 1989) estuvo produciendo lindano, un pesticida organoclorado tóxico, persistente y bioacumulativo con un alto índice tóxico. Estas sustancias sintéticas no existían en la Naturaleza, y por tanto tienen una lenta degradación. Actualmente, la producción de lindano está prohibida por Naciones Unidas en todo el mundo, debido precisamente a su alta toxicidad. La producción de lindano genera una gran cantidad de residuos; se estima que por cada 15 kg que se produce, se generan 85 de residuos altamente tóxicos.

En España en los años 70 había dos factorías de lindano, una en Barakaldo (Bizkaia) e INQUINOSA en Sabiñanigo (Huesca). Ambas dejaron un legado tóxico de difícil resolución y que ha continuado contaminando nuestro medio ambiente durante décadas. Además, dado su carácter tóxico, se deben tomar medidas de máxima precaución para que no contamine el agua para el consumo.

En el caso de Barakaldo, después de abandonar la planta con miles de toneladas de residuos el gobierno vasco a través del IHOBE, organismo público encargado de la política ambiental, puso en marcha una planta de cracking del lindano, para tratar las 5.000 toneladas de lindano puro. Una vez acabado el proceso la planta fue desmantelada.

Sin embargo, en el caso de Sabiñanigo se tiene constancia de que durante años la empresa se deshizo de sus residuos vertiéndolos en diversos puntos del municipio, y en terrenos de municipios colindantes. Además queda un importante foco de residuos en la propia planta, y se calcula que en los dos vertederos más grandes (Bailín y Sardás) podría haber más de 200.000 toneladas de residuos. Todo ello constituye un auténtico veneno y representa un grave peligro para el medio ambiente y la salud pública.

IMG_20141021_174018

“La contaminación por residuos de lindano en Sabiñanigo es un caso dramático que pone de manifiesto cómo permitir los crímenes contra el medio ambiente tiene un alto coste a largo plazo. Y lo peor es que no aprendemos la lección, y nos encontramos nuevamente ante un episodio que pudo haberse evitado si se hubiera escuchado a los ecologistas” ha declarado el co-portavoz de EQUO Juan López de Uralde, durante la rueda de prensa celebrada en Huesca, “En todo caso, ahora hay que actuar con urgencia y no dejar que la situación se deteriore todavía más”.

Desde EQUO hacemos un llamamiento a afrontar de manera urgente el problema antes de que la situación se agrave. Para ello, EQUO propone que se ponga en marcha un Plan Urgente de Limpieza Integral consistente en:

– Identificación de los puntos de vertido y lixiviado (cuando el líquido es filtrado por un sólido y deja restos) de residuos de lindano al río Gállego.

– Aislamiento en todos los puntos de vertidos para evitar el contacto de los residuos con el agua.

– Monitorización continua de los residuos de lindano en el río Gállego, y cualquier otro cauce contaminado.

– Elaboración de un plan integral de descontaminación definitiva de todos los residuos acumulados en los diversos puntos de territorio.

Todo esto sólo puede llevarse a cabo con una buena coordinación entre todas las administraciones con competencias (Ayuntamiento, Gobierno de Aragón, Ministerio de Agricultura, Alimentación y medio ambiente y UE) y una adecuada dotación presupuestaria.