EQUO afirma que el encarcelamiento de Blesa evidencia el escándalo político y financiero de Caja Madrid

Esta organización política ha calificado de suma gravedad la negligencia en la gestión de Caja Madrid, conocida, permitida y fomentada por muchos, y ha reclamado al gobierno regional que asuma su responsabilidad y dé explicaciones

blesaPara EQUO, el encarcelamiento de Miguel Blesa por falsedad documental, apropiación indebida y delito societario, muestra claramente la irresponsabilidad y descontrol que han guiado la gestión de Caja Madrid, y que han conducido al enriquecimiento de muchos y a la quiebra de la entidad financiera, que ahora está pagando la ciudadanía. Así mismo, EQUO recuerda que todos los partidos políticos con representación parlamentaria en Madrid, y organizaciones sindicales y empresariales, han sido cómplices de esta pésima gestión.

En este sentido, EQUO ha afirmado que un escándalo de esta magnitud requiere determinar todas las responsabilidades y responsables, así como actuar sobre sus bienes, para recuperar todos los beneficios adquiridos de forma ilícita y que han supuesto un grave quebranto para las arcas públicas. No podemos olvidar que las graves consecuencias de decisiones especulativas y de riesgo han acabado afectando a miles de usuarios a través de las preferentes, a los empleados de las cajas y han desencadenado gravísimas medidas de recortes, producto de las decisiones del Gobierno de rescatar a la entidad.

Respecto a la acusación concreta en la compra del City National Bank de Florida (CNBF), EQUO ha recordado que ésta fue aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de la Caja (formado por IUCM, PSOE, CCOO, UGT, CEIM, entre otros), por lo que ha reclamado que la investigación llegue a todos.
Además, ha pedido también que se investigue el conjunto de operaciones, como las efectuadas con Endesa, Iberia o los créditos de riesgo a Díaz Ferrán.

EQUO ha recordado que Miguel Blesa, amigo íntimo de Aznar, llegó a la presidencia de Caja Madrid en 1986, y que su llegada supuso un cambio en la estrategia de la entidad y el comienzo de una etapa marcada por la especulación, a la que nadie puso freno y cuyas consecuencias estamos pagando todos.
Por todo esto, EQUO reclama responsabilidades civiles, penales y políticas, y que se llegue al fondo de la investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *