EQUO reclama la retirada de la reforma de la ley de costas porque supone un paso atrás en la protección de nuestro litoral

EQUO ha expresado su rechazo a la reforma de la Ley de Costas (Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral) porque su único objetivo es favorecer los intereses privados ,en detrimento del bien público, mediante la modificación del dominio público marítimo-terrestre (DPMT), la reducción de la servidumbre de protección y la ampliación del plazo de las concesiones. Por ello, el diputado de Compromis -EQUO, Joan Baldoví, ha presentado enmienda a la totalidad a dicha norma, que comenzará a debatirse mañana en el Congreso de los Diputados.
Para EQUO la ley de costas aprobada en el año 1988 ha sido la única herramienta legal que ha intentado poner freno al tsunami urbanístico que ha asolado nuestro territorio, en especial en el litoral. Su efectividad fue limitada por la avalancha de proyectos urbanísticos que se multiplicaron en los años de la burbuja inmobiliaria, por ello, para EQUO la única justificación para reformar la Ley de Costas sería aumentar el nivel de protección, no disminuirlo, como se pretende con la reforma del PP.
Para EQUO la reforma del PP presenta elementos muy negativos que ponen en riesgo lo que es patrimonio de todos. Algunos de ellos:
– Alarga las concesiones en DPMT a 75 años, lo que supone de facto una privatización del espacio público.
– No tiene en consideración, ni menciona el cambio climático, ni una de sus consecuencias: la subida del nivel del mar. Esta omisión, además de ser inaceptable desde el punto de vista de gestión de nuestro litoral, puede tener consecuencias legales negativas para el Estado en el futuro, cuando la subida del nivel del mar obligue al desalojo de lugares en los que en este momento hay viviendas construidas.
– Excluye, de forma aleatoria del DPMT diez núcleos urbanos y buena parte del litoral de Formentera sin argumentar ni dar motivos científicos por los cuales son elegidos estos tramos de costa.
– Desprotege las rías al reducir en esos ecositemas de 100 a 20 metros la franja de servidumbre.
– Pretende recuperar el ladrillo como motor de la economía al permitir declarar suelo urbano en el frente litoral los dos años posteriores a la aplicación de la reforma, y con ello reducir la franja de servidumbre de protección también a 20 metros en estos tramos.
EQUO ha recordado que el litoral es un espacio de especial valor ecológico, ya que en é se asientan ecosistemas únicos como nuestras playas y calas, pinares costeros, sistemas dunares, acantilados rocosos, marismas, albuferas y rías. Además, en el litoral se asienta la actividad turística, un elemento clave para la economía española, con un peso en el PIB siempre superior al 10%. La calidad y la garantía en el medio plazo de esa actividad está directamente relacionada con la buena conservación del espacio litoral, que además es clave en el sostenimiento de otras actividades económicas como la pesca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *