EQUO denuncia la compra de derechos de emisión de CO2 a Polonia por 40 millones de euros

Para EQUO la lucha contra el cambio climático debe ser una prioridad, por lo que frente a estos acuerdos poco transparentes, reclama un Plan de acción contra el cambio climático que tenga como objetivo reducir emisiones.
Para EQUO la confirmación de que España un año más ha adquirido derechos de emisión de CO2 a Polonia, es un indicativo de la falta de compromiso de este gobierno con el cambio climático y su nula transparencia. En concreto, hace unas semanas se firmó un acuerdo hispano-polaco oficialmente centrado en la “reducción de manera verificable de sus gases de efecto”, por el cual se compraba 100 millones de toneladas de derecho de emisión de CO2 a Polonia, lo que ha supuesto un desembolso de 40 millones de euros.
EQUO ha criticado, el secretismo del acuerdo y poca transparencia, ya que se ha intentado ocultar a la ciudadanía, así como el contenido del mismo.
Para EQUO, las afirmaciones del Ministro de Agricultura y Medio Ambiente de que “España avanza en el cumplimiento de reducción de nuestras emisiones en el marco del Protocolo de Kyoto” esconden otra mentira más, como queda demostrado con este acuerdo.
Los orígenes del Comercio de Derechos de Emisión de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) se sitúan en los mecanismos de flexibilidad de Kyoto de diciembre de 1997. Concretamente, en su artículo 17. Bajo la lógica de “cap-and-trade”, es decir, una metodología de límites máximos e intercambios comerciales, este artículo permite
las transacciones comerciales entre quienes posean excedentes de derechos de emisión y quienes padezcan déficits, según las condiciones del mercado. Para conseguir reducir los GEI la UE controla periódicamente las emisiones y su absorción mediante la
norma 280/2004/CE, que obliga a los Estados miembros a crear programas, inventarios y registros nacionales y a la UE un programa, un inventario y un registro europeos con los cuales contribuir a reducir las emisiones antropogénicas y mejorar la absorción de los GEI.
Asimismo, la UE aplica otros instrumentos relevantes, como el comercio de cuotas de emisión, regido por la Directiva 2003/87/CE, uno de los resortes fundamentales en el proceso de cumplimiento de los compromisos del Convenio del Cambio Climático y del Protocolo de Kyoto. Se trata de otro de los “mecanismos de flexibilidad” presentes en el Protocolo. La lógica del sistema estriba en la idea de que lo importante es lograr los objetivos de reducción, sin que realmente sean relevantes las vías para alcanzar los objetivos.
Frente a esta lógica de mercado, EQUO ha propuesto que se lleven a cabo medidas concretas y enmarcadas dentro de un plan global contra el cambio climático, que tengan como objetivo un cambio real del modelo energético, para llegar en un futuro cercano a un 100% renovables.
Para EQUO además este cambio de modelo energético es una oportunidad para apostar por un modelo económico sostenible que cree empleo de calidad en sectores como I+D+i, movilidad y turismo sostenibles, rehabilitación de viviendas con criterios de ahorro energético o la agricultura ecológica.
Asimismo, EQUO ha recordado que, a pesar de la crisis mundial, en 2011 se ha batido récord de emisiones, aumentando las de CO2 en un 3% en 2011, después de que en 2010 se incrementarán sobre 2009 en un 5,8%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *