EQUO Aragón respalda la moratoria del cobro del ICA y la urgencia de su reforma

El partido verde se une así a las demandas de la Red de Agua Pública de Aragón reclamando la derogación del impuesto, prometida hace más de cien días en su investidura por el Presidente de Aragón, Javier Lambán

25/10/2019 – El partido verde EQUO Aragón se une a las organizaciones sociales y políticas que reclaman el cumplimiento de uno de los compromisos que el hoy presidente de Aragón adquirió en su investidura: la derogación del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA). Todo ello, ante el anuncio de la puesta al cobro de los recibos correspondientes a 2018 a cuenta de un impuesto injusto vestido de medioambiental pero que trata de esconder la mala gestión de los planes de depuración con un error impositivo a cuenta de las y los contribuyentes.

Según su coportavoz, Jorge Luis, “la demanda es justa y doble, por una parte al Gobierno de Aragón que debe poner en marcha los mecanismos tributarios de forma urgente para una moratoria en el cobro de un impuesto hoy del todo absurdo y que el propio Presidente ya ha prometido derogar, y por otra al acuerdo de los grupos parlamentarios, muchos de los cuales ya han expresado su voluntad en ese sentido, para que impulsen la reforma de la ley que lo sustenta, para que sea efectivo y no viole todos los principios tributarios”. Según Silvia Mellado, también coportavoz de la formación ecologista, “La multiplicación indiscriminada del coste para las familias, en comparación con otras comunidades, el alto nivel de impago además en zonas que o ya construyeron sus depuradoras con fondos municipales o que han visto cómo el proyecto de su depuradora no llega nunca, son razones sencillas de entender para explicar el hastío generalizado con un abuso impositivo que nada tiene que ver con la concienciación medioambiental como es el ICA”, afirma.

La Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) ha facilitado a todas las organizaciones con representación parlamentaria una propuesta de modificación de la ley, que trata de atender a los principios derivados de la normativa comunitaria en materia de política de aguas: “Principio de recuperación de costes de los servicios relacionados con la gestión de las aguas, incluyendo los costes ambientales y del recurso; principio de quien contamina paga, en el sentido amplio de quien degrada o induce costes, paga para compensarlos; aplicación del análisis coste/eficacia, así como el principio de sostenibilidad y no deterioro ambiental”. La propuesta establece un coste razonable para el contribuyente, sin que este supere el precio medio por metro cúbico pagado en España por servicios de saneamiento, el establecimiento de un Fondo de Responsabilidad Compartida, deriva los sobrecostes a una aportación mínima presupuestaria del Gobierno de Aragón e incentiva a aquellos municipios que cumplen con la depuración en vez de someterlos a un “café para todos”.

Así mismo, EQUO cuestiona que exista un imperativo legal para el giro de dicho impuesto y anima a participar en las concentraciones que la RAPA ha anunciado en apoyo a la reforma urgente de la ley que articula el ICA: los días 24 y 25 de Octubre frente a las Cortes de Aragón, el 31 frente al Pignatelli y los días 7 y 8 de noviembre en la Plaza del Pilar de Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *