Acuerdo de París y obsolescencia programada en la comisión de cambio climático

Jorge Luis Bail, diputado por Alto Aragón en Común y miembro de EQUO Huesca también ha intervenido esta mañana en la Comisión de Cambio Climático para hablar sobre la obsolescencia programada de los aparatos tecnológicos y de los residuos que generan. Jorge Luis ha declarado que “Existe una prioridad: la economía circular no es una gestión de residuos en sí, si no es entender que no debe de haber residuos”.

Los residuos tecnológicos no paran de crecer en estos últimos años principalmente por la obsolescencia programada. Actualmente, muchas empresas tecnológicas se han concienciado del uso responsable de la tecnología. Por ello, han decidido sacar al mercado los “fairphones”, teléfonos móviles con una filosofía y un proceso de creación sostenible y responsable tanto con el medioambiente y como con las personas. La economía circular también es clave para acabar con todos estos problemas medioambientales que están surgiendo constantemente en nuestro planeta.

Nuestra enmienda tiene como objetivo incentivar el uso de estándares abiertos y defender la reutilización de los aparatos tecnológicos sin que estos sean desechados posteriormente. Apoyamos un modelo de producción sostenible junto con un consumo responsable y una economía que vele por el bienestar de todos los seres vivos y del entorno junto con una ética productiva que asegure el alargamiento de las garantías y en el aumento de la responsabilidad de la misma.

Por otra parte, nuestro coportavoz, Juantxo López de Uralde, ha intervenido hoy en la Comisión de Cambio Climático respondiendo a Gonzalo Sáenz de Miera, Vicepresidente del Grupo Español de Crecimiento Verde, sobre la repercusión del Acuerdo de Clima de París en el ámbito empresarial. “Las emisiones de gases han aumentado y esto hace que las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera estén en este momento desbocadas y que estemos por encima de lo permitido“ ha añadido López de Uralde. España es una de las víctimas del cambio climático. Esto afecta considerablemente a varios sectores del país como el agrícola o el turístico al igual que a diferentes recursos como el agua o productos nacionales tales como la naranja, la vid o el olivo.

¿Por qué hemos llegado hasta este punto? ¿Y cuál es el papel del modelo económico y de las empresas en este tema? El modelo económico basado en un crecimiento continuado y en el beneficio económico inmediato es uno de los responsables de estos cambios que se están produciendo en el clima e incluso existen varios consensos políticos que defienden un cambio radical del mismo. No obstante, para llegar a cabo este objetivo necesitamos nuevas políticas y la aprobación de diferentes empresas e instituciones que apoyen esta reforma, algo que en nuestro país es casi imposible.

Juantxo López de Uralde cita las famosas “puertas giratorias”, las cuales, han influenciado bastante a diferentes políticas como la energética, de transportes e incluso a las políticas industriales en donde la corrupción de estas empresas han sido una de las mayores beneficiadas. Denunciamos la falta de transparencia y el soborno que se aprecia actualmente en las empresas eléctricas de España y el oligopolio de todas ellas.

Abogamos por un modelo energético diferente; fuera del oligopolio,descentralizado, y a través de un impulso de las energías renovables. Para llevar a cabo el crecimiento de estas energías se necesitan cerrar centrales como la Central de Garoña e imponer nuevas políticas que puedan velar por su funcionamiento. La influencia de estas empresas no solamente afectan a la política si no también a tod@s nosotr@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *