Primavera Europea denuncia las violaciones de derechos humanos contra inmigrantes subsaharianos en Marruecos

Durante los días 16 y 17 de agosto, un grupo de personas armadas con palos, machetes y diversas armas blancas atacó en el barrio de Boukhalef, en la ciudad marroquí de Tánger, a grupos de migrantes de origen subsahariano. Hubo al menos cinco personas ingresadas por heridas y diversas mujeres con agresiones sexuales, entre las cuales estaba la ciudadana española, Helena Maleno Garzón, activista de la organización Walking Borders y experta en migraciones y trata de seres humanos.

Todo ello ocurrió ante la pasividad de la policía marroquí que no intervino para proteger a las víctimas. Se trata de un caso más de violación de los derechos humanos en la frontera sur de Europa, en Marruecos, país con el que la Unión Europea tiene acuerdos preferentes en los cuales existe una cláusula que deja claro que podrán ser revocados si se prueba que los derechos humanos no son respetados por las autoridades de ese país.
Según Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en Bruselas, «además de su propio territorio, la Unión Europea no puede tolerar la violación de derechos humanos en países con los cuales mantiene una estrecha relación como puede ser Marruecos. El respeto a la dignidad de las personas tiene que prevaler sobre los acuerdos económicos y así lo tiene que recordar la UE a Marruecos«.

Ante la gravedad de estos hechos para las personas migrantes y que afectan además directamente a ciudadanos europeos, Primavera Europea ha preguntado a la Comisión Europea si abrirá una investigación para conocer todo lo sucedido y las implicaciones de las autoridades marroquíes. Le ha preguntado también si advertirá al gobierno marroquí de la posibilidad de revocar los acuerdos existentes con la Unión Europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *