EQUO y Coalición Caballas reiteran la petición de dimisión del Ministro del Interior por las muertes en Ceuta y sus continuas mentiras

Para EQUO y la Coalición Caballas (partido con representación en Ceuta y asociado a EQUO), tras la comparecencia del Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, hay más razones que nunca para pedir su dimisión.
Durante esta Comisión ha quedado claro, a juicio de EQUO y Caballas, que el Ministro del Interior ha mentido de forma reiterado sobre este asunto, cambiando su versión en varias ocasiones; algo inadmisible en una persona que ocupa esa responsabilidad, sobre todo cuando se trata de un tema tan serio.

Además, para estas organizaciones existen dudas más que razonables de que la versión ofrecida hoy en el Congreso sea verdadera en muchos aspectos.

Asimismo, y más allá de esta falta de rigor y verdad, los hechos ocurridos son de tal gravedad (estamos hablando de 15 personas muertas- aunque el número está por determinar) que su continuidad en el cargo es imposible.

EQUO y Caballas también han pedido la destitución inminente del Director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández, que no solo ha faltado a la verdad, sino que ha amenazado a quienes intentaban contarla y ha hecho declaraciones a todas luces impresentables. Además, para EQUO debe dejar su responsabilidad de forma inmediata dado el papel llevado a cabo por la guardia civil en los hechos ocurridos que acabaron con la muerte de seres humanos.

Estos partidos han recordado que en un primero momento el Ministro del Interior negó totalmente la participación de la guardia civil en los hechos, para después reconocer que sí se dispararon pelotas de goma y botes de humo a los inmigrantes, pero solo en tierra y debido a su agresividad. Hoy ha reconocido en el Congreso que sí se dispararon pelotas de goma en el agua aunque “no se puso en peligro la vida de la gente”.

Además, el ministro ha negado que se haya producido “devoluciones en caliente”; pero es algo que multitud de testigos y vídeos contradicen.

Estas organizaciones consideran que los hechos son política y humanamente inaceptables por lo que pide que no queden impunes, es decir que se asuman responsabilidades políticas y que se ponga en marcha una investigación que evalúe qué otro tipo de responsabilidades pudieran derivarse. Además, ha reclamado garantías de no volverá a repetirse una situación como ésta; ya que la vida de las personas y los Derechos Humanos están por encima de las vallas y las fronteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *