EQUO advierte de la crispación social existente y reclama más diálogo y soluciones por parte de la Administración

Para EQUO las últimas movilizaciones que han tenido lugar en Burgos y en Melilla dejan claro el nivel de crispación e indignación de buena parte de la ciudadanía española ante la situación económica y política y la falta de empatía y diálogo por parte de las distintas Administraciones.

EQUO ha advertido de los riesgos de esta situación cuyas consecuencias siempre son difíciles de prever; así mismo ha criticado la falta de talante democrático de algunas instituciones, que están demostrando una absoluta insensibilidad con respecto a las demandas ciudadanas, olvidándose de que gobiernan por y para la gente.

En el caso de los acontecimientos que han tenido lugar en el barrio de la Cañada, en Melilla, EQUO y EQUO Melilla han recordado que a pesar de las decenas de inversiones millonarias que se están produciendo en la Ciudad Autónoma y de las cuantiosas ayudas que se reciben de la UE, esto no está repercutiendo en una mejora de la calidad de vida de la gente en los barrios, donde hay índices de paro insoportables y aumenta la exclusión. Y es ahí donde hay que buscar la explicación y la solución a las demandas ciudadanas en lugar de buscar falsas cortinas de humo.

Con respecto a las movilizaciones que están teniendo lugar en el barrio Gamonal de Burgos por el proyecto urbanístico del bulevar de la calle Vitoria, para EQUO y EQUO Burgos son una claro ejemplo de falta de diálogo y talante democrático del Ayuntamiento de esta ciudad.

En este sentido, EQUO ha recordado que los acontecimientos que han tenido lugar este fin de semana, estuvieron precedidos por muchas movilizaciones ejemplares de los vecinos que demandaban que se escucharan sus prioridades para el barrio y que obtuvieron como respuesta un absoluto desprecio por parte del equipo de gobierno.

Para EQUO está claro que en estos momentos Burgos no necesita ninguna infraestructura urbanística, (sobre todo cuando sobre la misma hay sospechas de intereses privados) sino más inversión en servicios públicos y sociales, por lo que ha pedido diálogo con los colectivos vecinales y que se escuche la voz de la gente.

Por todo esto, EQUO ha reclamado diálogo y más democracia, y ha advertido que estas movilizaciones, y otras que se están produciendo, no se paran intentando intimidar a la ciudadanía con leyes de seguridad ciudadana, sino tomando medidas contra la corrupción y a favor de la participación ciudadana, y con iniciativas económicas que prioricen a las personas frente a otro tipo de intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *