EQUO expresa su rechazo a la nueva ley del aborto porque significa un enorme retroceso en los derechos de las mujeres

EQUO considera que el anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la mujer Embarazada, que reforma la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo supone un grave retroceso en los derechos de las mujeres y nos lleva a épocas que creíamos pasadas.

Con la ley presentada hoy por Gallardón, el aborto deja de ser un derecho, eliminándose los plazos para abortar libremente y volviendo a los supuestos.
Con esta norma, en la práctica solo se podrá abortar por dos motivos: riesgo para la salud de la madre y cuando el embarazo sea consecuencia de una violación. En el supuesto de que el feto tenga alguna patología grave, solo se podrá abortar si ésta puede provocar riesgo para la madre. En el resto de los casos no. Esto convierte a esta ley en una de las más restrictivas de Europa.

Para EQUO, el propio nombre de la norma Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la mujer Embarazada, y la intervención de Gallardón, presentando a la mujer como víctima, en lugar de hacerlo como sujeto de derecho, evidencia la concepción de este gobierno, y ministro, del papel de la mujer y nos dan una idea de los principios que han inspirado esta norma retrógrada.

EQUO defiende el derecho fundamental de las mujeres a decidir cuándo y si desean tener hijos y el derecho a tener un aborto en buenas condiciones psicológicas , sanitarias o económicas , cualquiera que sea su edad, origen social o estado civil. Así mismo, también apuesta por la implementación de políticas y medidas integrales en salud sexual y en salud reproductiva basadas en el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

EQUO hace un llamamiento a la ciudadanía para que participe de forma masiva en las movilizaciones convocadas contra esta ley, cuyo único objetivo es contentar a los sectores más reaccionarios de la sociedad y la Iglesia, a costa de los derechos de las mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *