EQUO advierte de los peligros del Fracking y reitera su apuesta por las energías renovables

fracking_webEsta organización política ha recordado que mientras en nuestro país se están tramitando multitud de permisos de concesión, en otros países de nuestro entorno se está prohibiendo está técnica ante la evidencia indicios de que es peligrosa y perjudicial para las personas y el medio ambiente.
EQUO ha reclamado al gobierno que no juegue “a la ruleta rusa” y prohiba definitivamente la práctica para la extracción de gas no convencional (hidrocarburos) denominada “fractura hidráulica” o fracking.
Para EQUO los graves problemas surgidos a consecuencia del Proyecto Castor, demuestran lo poco que se sabe sobre el efecto de la variación de presión en subsuelo y ha recordado que con el fracking también se altera, y de forma aún más agresiva, por lo que los riesgos se aumentan, además de otros problemas graves, como la contaminación aérea y de los acuíferos.
Asimismo EQUO ha recordado que en nuestro país, y a pesar de los evidentes indicios de que estamos ante una técnica muy negativa para nuestro entorno, se están tramitando permisos de concesión para aplicarla en las provincias de Burgos, Cantabria, Vizcaya, Guipuzkoa, Araba, La Rioja, Navarra, en la Comunidad Valenciana y posiblemente en Huesca y algunas provincias andaluzas.
Por el contrario, en el resto de Europa la situación es muy distinta y recientemente el Parlamento Europeo ha aprobado exigir declaraciones de impacto ambiental para desarrollar cualquier proyecto en el que se realice la técnica del fracking. Además, países como Francia han prohibido la utilización de esta técnica, tanto para la investigación como para la explotación y en otros como Holanda o Irlanda se han congelado las actividades.
El fracking consiste en la realización de pozos verticales en la tierra para extraer este gas que se encuentra adherido a las rocas mediante la injección de millones de litros de agua cargados con un cóctel químico y tóxico.
El proceso de fractura hidráulica consume, por tanto, enormes cantidades de agua y es una práctica que puede ocasionar la contaminación de los acuíferos de forma irreversible.
Las promotoras son fundamentalmente compañías extranjeras como Schuepbach (de Tejas), Trofagas (filial de la californiana BNK) y Leni Oil and Gas (de Gran Bretaña).
EQUO ha reiterado su clara apuesta por un futuro 100% renovable, basado en energías limpias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *