EQUO destaca el “fracaso nuclear” que supone para el gobierno el cierre de Garoña

garoñaAnte la confirmación hoy por parte del Ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, de que finalmente la central nuclear de Garoña cerrará el próximo día 6 de julio, EQUO ha destacado que esto supone un fracaso en la estrategia energética del gobierno empeñado a toda costa en mantener la instalación. EQUO, que ha expresado su satisfacción por este anuncio, ha felicitado a los activistas que llevan años luchando por el cierre definitivo de esta central, la más antigua de España.
Para EQUO, el hecho de que finalmente el gobierno no haya podido mantener abierta la central a pesar de su evidente empeño, demuestra que esta instalación tenía numerosos problemas de seguridad que obligaban a una elevada inversión que la empresa no quería realizar. Lo que deja claro, que la energía nuclear es, además de extremadamente peligrosa, muy cara (es la forma más cara de generar energía eléctrica) a pesar de la intensa campaña propagandística que desde hace años lleva a cabo el lobby nuclear para intentar convencer a la opinión pública de lo contrario.
EQUO también ha reclamado al Ministro que explique qué quiere decir exactamente cuando afirma que se “están analizando los aspectos relacionados con la regulación de ese cese definitivo y de explotación, ya que no se produce por razones de seguridad nuclear, sino única y exclusivamente responde a razones económicas” y ha advertido que no admitirá ninguna rebaja en las condiciones para garantizar la seguridad de estas instalaciones.
Asimismo, EQUO ha advertido de la errática política en materia de energía del gobierno, cuya primera medida fue acabar con las primas en las energías renovables, lo ha supuesto una gran incertidumbre para el futuro de esta tecnología, limpia y autóctona, en nuestro país y nos ha colocado en una situación de inferioridad con respecto al resto de Europa donde se está apostando decididamente por este sector.
Para EQUO la energía nuclear es demasiado peligrosa e hipoteca el futuro de muchas generaciones ya que genera residuos radiactivos cuya vida pueden ser miles de años. Por este motivo, pide un nuevo modelo energético «seguro y limpio» que, además genere empleo de calidad y que sea «impulsor de la recuperación económica». Un modelo basado 100% en la energía renovable, en el que no hay espacio para las nucleares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *