EQUO reclama reformas electorales para mejorar el pluralismo y la transparencia

democraciaPara EQUO, la ley electoral actual, es uno de los problemas con los que cuenta nuestra democracia y que habría que solucionar de forma inmediata.
EQUO considera que es urgente emprender cambios que garanticen, una mayor equidad y representación en las distintas instituciones. La ciudadanía ha demostrado que quiere dar un portazo al bipartidismo y exige la igualdad en el valor del voto, y esto tiene que tener su reflejo legal. Asimismo, para EQUO es imprescindible que se avance de forma clara en transparencia y rendición de cuentas y que se pongan en marcha mecanismos que garanticen las audiencias públicas sobre el trabajo que realizan los representantes públicos, que se puedan fiscalizar sus gastos, los regalos que reciben y consultar sus agendas.

En el caso concreto, en el caso de la Comunidad de Madrid donde hay un debate abierto sobre la reforma electoral, EQUO Madrid considera que esta reforma es urgente ya que la Asamblea de Madrid, tiene un serio problema de calidad democrática, de posibilidades de fiscalización al gobierno y de control e intervención ciudadana.

En este sentido, EQUO reclama que se mantenga el distrito único, que haya listas desbloqueadas y que se rebaje la barrera para entrar en el Parlamento al 3%.
En relación al debate sobre el número de diputados, para EQUO Madrid, éste tiene relación con la capacidad de la asamblea, y en este sentido hay que tener en cuenta que su intensidad legislativa se ha reducido de forma intencionada, a la vez que los procedimientos de control al gobierno y nunca se han desarrollado en condiciones las posibilidades de propuestas ciudadanas. Por tanto, y en este contexto y dentro de un planteamiento integral, se puede racionalizar el número de diputados en función de criterios objetivos y con un dimensionamiento adecuado en función de la población, las competencias y las necesidades de trabajo parlamentario. Eso sí, garantizando en cualquier caso un funcionamiento óptimo del parlamento, el control político y ciudadano y una democracia real.

Además de estos elementos básicos, para EQUO Madrid, habría que incluir otros como la puesta en marcha de oficinas de diputados de atención permanente a los ciudadanos (descentralizadas en distritos y localidades), reforzar el régimen de incompatibilidades y una nueva regulación de campañas electorales limitando los gastos y garantizando la participación en igualdad de condiciones.
EQUO ha recordado que no solo tenemos una ley electoral injusta para las fuerzas que concurren a las elecciones, sino también y sobre todo, para los electores y la ciudadanía que solo tienen la posibilidad de votar listas bloqueadas y cerradas y de votar cada cuatro años. Por ello esta formación política apuesta por un cambio radical para una ley electoral del siglo XXI que además de corregir los problemas de proporcionalidad y de acceso a las Instituciones, contemple las obligaciones de transparencia y rendir cuentas del trabajo y los gastos / subvenciones.

Es además imprescindible para este partido político que se regulen las incompatibilidades que impidan las puertas giratorias del sector público al privado y que los lobbies influyan en las decisiones de los parlamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *