EQUO Aragón apoya la huelga convocada en el sector de la enseñanza

escuela publica de todos para todosDesde EQUO Aragón queremos mostrar nuestro apoyo total a la huelga en el sector de educación convocada las jornadas del 15, 22 y 23 de mayo. Estas jornadas de movilización son pasos irremediables a los que nos están llevando las decisiones adoptadas en el ámbito de la política autonómica y estatal en materia de educación.

La consideramos inexorable porque la administración central y autonómica se niega a sentarse y teme establecer un verdadero debate en materia de educación. Estamos asistiendo a una pérdida de derechos que desde EQUO consideramos irrenunciables. Las políticas están suponiendo un deterioro progresivo y acelerado de la Escuela Pública a favor de la privada (concertada o no).

En nuestra comunidad el atentado está siendo especialmente sangrante contra la enseñanza en el ámbito rural. Asistimos a situaciones inverosímiles hace tan solo unos años, como la disminución de becas de comedor que está haciendo que niños de nuestra comunidad noten las consecuencias de la crisis en necesidades básicas como es la alimentación. La eliminación de la gratuidad de libros y la subida de los mismos, del material escolar, subida de tasas universitarias, incorporación de nuevas tasas en FP, dejan a muchas familias con serios problemas para acceder adecuadamente a la educación. Se han perdido en Aragón aproximadamente 2.000 docentes que no sobraban; se están precarizando los contratos a interinos y se pretenden aumentar las facilidades para incorporar “a dedo” a ciertos puestos, se han aumentado las ratios de alumno por aula, la carga lectiva del profesorado, cierre de ciclos formativos del mundo rural, y así un largo etc.

Por si fuera poco la nueva reforma educativa hipoteca nuestro futuro educativo y como país. Elaborada sin un debate real y sobre todo, sin ningún apoyo político ni social.

Por eso desde EQUO animamos a todos los y las docentes a secundar estas huelgas, a salir a la calle y a manifestarse a favor de la justicia social que nos pertenece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *