EQUO rechaza la prórroga de Bruselas a la contaminación en Madrid

foto-madridAnte la decisión de Bruselas de aceptar una prórroga en aplicación de la Directiva Europea de Calidad del Aire (2008/50) en la Comunidad de Madrid, EQUO ha denunciado que Madrid incumple las condiciones para la misma, ya que no se ha hecho todo lo posible para cumplir con los limites de contaminación que impone la normativa.
«Queda muchísimo por hacer en la Comunidad de Madrid en materia de lucha contra la contaminación del aire» ha declarado el coportavoz federal de EQUO, Juan López de Uralde, «El problema es que la acción pasa en este momento por limitar el tráfico de vehículos privados, y ni el ayuntamiento ni la Comunidad quieren dar un sólo paso en ese sentido. Al contrario lo que se ha hecho ha sido subir los precios de los transportes colectivos, con la consecuencias que eso tiene».
La Directiva establece dos condiciones para poder acceder a los hasta cinco años de prórroga establecidos. La primera es demostrar que hicieron todo lo posible para cumplir los límites de contaminación antes de 2010, y la segunda que hayan aprobado planes de calidad del aire eficaces y realistas, y con un calendario de aplicación.
En ese sentido, la coportavoz de EQUO Madrid, Inés Sabanés, ha explicado que “el plan de calidad del aire de Madrid se aprobó sin el apoyo y consenso por parte de las plataformas y organizaciones que trabajan sobre este asunto”.
Por ello, Sabanés ha anunciado que EQUO, que actualmente tiene una petición abierta en Europa sobre este problema, volverá a solicitar comparecer en la Comisión para trasladar datos que demuestran que desde el 2010 no se ha hecho nada y que se siguen sin hacer esfuerzos reales para cumplir la normativa europea.
Por otro lado EQUO ha denunciado que esta noticia coincide con una nueva situación de alta contaminación en la capital. Nuevamente los índices de contaminantes como los óxidos de nitrógeno están superando los niveles establecidos por la normativa, como ocurre cada vez que se dan condiciones atmosféricas adversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *