EQUO Berdeak asegura que un modelo energético renovable y limpio es una “apuesta de futuro” para Euskadi

Mientras otras formaciones creen que la lucha contra el cambio climático supone un freno para el desarrollo, Equo Berdeak Euskal Ekologistak propone un cambio de modelo energético que sirva además para crear empleo, ya que las energías renovables son más intensivas en mano de obra, posibilitan la exportación de tecnología y contribuyen a mejorar la balanza de pagos de nuestro país.
EQUO Berdeak considera que el actual modelo energético vasco, basado sobre todo en fuentes de energía no renovables, es insostenible. Para EQUO Euskadi el nuevo modelo energético es una herramienta fundamental para luchar contra el cambio climático, al tiempo que es una fuente de empleo verde y de desarrollo tecnológico, y una necesidad para alcanzar una mayor seguridad de suministro.
Para EQUO es prioritaria la inversión pública en I+D+i en fuentes de energía renovables como la eólica, la fotovoltaica, la solar, la generada por biomasa o la mareomotriz. El sector público debe ser el tractor de este cambio de modelo energético, lo que ha de traducirse en contratos preferentes de aprovisionamiento de energía renovable y equipos que la utilicen. EQUO propone que en 2020 el 100% de la energía que consuman las administraciones públicas vascas en sus sedes y organismos ha tener carácter renovable.
Otro de los factores que EQUO defiende como fundamentales a la hora de abordar el modelo energético vasco es la racionalización del uso de la energía por parte de la sociedad. Por eso, propone que se fomente de manera efectiva el ahorro energético, tanto a nivel particular como en las empresas. Por medio de la discriminación fiscal en función de la eficiencia energética, consideramos factible que en 2015 la demanda de energía eléctrica de la industria sea un 20% menor (cogeneración, autoproducción, fotovoltaica, minieólica), y que un 25% del actual consumo de gas natural haya sido sustituido por biomasa.
EQUO se ha posicionado siempre en contra de la energía nuclear y demanda el cierre inmediato de la central de Santa María de Garoña (Burgos) y su completo desmantelamiento en el menor plazo de tiempo posible. En cuanto al gas no convencional, consideramos que la explotación de las reservas existentes en Álava/Araba no está justificada, ya que la tecnología actual (la fracturación hidráulica o “fracking”) contamina las aguas superficiales y subterráneas, contribuye el cambio climático tanto como el carbón e invade suelos agrícolas o de alto valor ecológico de los que Euskadi no puede prescindir. Por eso EQUO Berdeak propone paralizar de inmediato las prospecciones autorizadas, y mantener esos recursos energéticos en el suelo.
EQUO Euskadi estará presente esta mañana en Vitoria-Gasteiz en la presentación del monográfico “Fracking. Una apuesta peligrosa” que publica la Plataforma Fracking EZ Araba y que cuenta con la colaboración de nuestro candidato a Lehendakari, Aitor Urresti. También participaremos en Bilbao en el Ciclo de Cine Verde “Una peli, una acción”, donde se proyectarán los documentales “La sombra del fracking” y “Gasland”, que abordan ambos las consecuencias del fracking en los lugares donde se han llevado a cabo este tipo de explotaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *