EQUO Andalucía cuestiona la eficacia de los planes de prevención contra incendios

Esteban de Manuel, portavoz de EQUO Andalucía, ha mostrado a través de un comunicado el malestar de su formación política a causa del desastre natural provocado por el último gran incendio en la provincia de Málaga y que le ha costado la vida a una persona.
En lo que llevamos de año, se ha triplicado la superficie quemada con respecto a 2011. Desde EQUO Andalucía han querido hacer un llamamiento al cumplimiento de los Planes de Prevención de Incendios que, tanto municipios como urbanizaciones situadas en zona de peligro, están obligadas a diseñar e implantar. En total la provincia de Málaga 69 de sus 101 municipios se encuentran sobre zona de peligro, y 42 de ellos considerados en zona de Peligro Extremo.

EQUO es el referente del partido Verde Europeo en España, y a lo largo de este verano ha venido denunciando las terribles consecuencias que provocan los incendios y que se traducen en un avance de la desertificación de nuestro país o en el aumento de las temperaturas.
En un año declarado como de alto riesgo de incendios, EQUO critica los recortes acometidos y que han supuesto una eliminación de personal contra incendios, tanto en la lucha directa, como en las labores de prevención de estos. Algo que también vienen protestando durante todo este año los Bomberos forestales malagueños, advirtiendo que el operativo de la lucha contra los grandes fuegos supone un costo mucho mayor que las labores de prevención y lucha contra los conatos o incendios.
A pesar de la rotundidad de estas previsiones y del riesgo que su incumplimiento supone para la seguridad de las personas y del medio ambiente, en la mayoría de los municipios de la provincia de Málaga, entre ellos los que han sufrido el grave incendio de estos días, estos planes de emergencia no son operativos, o están caducados. De Manuel critica la pasividad de las autoridades y la falta de previsión a corto medio y largo plazo sobre las consecuencias de este tipo de catástrofes naturales.
Este último incendio en donde se han usado helicópteros, hidroaviones, camiones autobomba, vehículos nodriza y ligeros, máquinas para abrir cortafuegos, góndolas para transportar bulldozers, movilización de servicios de emergencia, sanitarios, protección civil, bomberos y retenes forestales moviéndose sobre el terreno para hacer frente a las llamas. La cantidad de medios humanos y materiales que se han movilizado en este fuego forestal es muy larga y desde luego, no sale gratis.
Equo estima en 3.000 euros por hectárea el costo medio del enorme dispositivo para apagar el fuego, y que calculan es muy superior al operativo de prevención, vigilancia, control y puesta en marcha de los planes locales de Emergencia por Incendios Forestales.
EQUO Andalucía ha anunciado su intención de requerir a la Diputación provincial de Málaga un plan específico para la fiscalización y control de los planes de prevención y lucha contra incendios de municipios, urbanizaciones privadas y propietarios de zonas forestales. Además proponen la creación de una oficina para la coordinación de colectivos voluntarios de ecologistas, naturalistas, animalistas, excursionistas, espeleólogos y asociaciones sin ánimo de lucro, que de forma altruista permitan conocer y tener información de su nivel de ejecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *