Petición a favor de una trasparencia total sobre la radioactividad del aire que respiramos

Más de 60 laboratorios de análisis, equipados con detectores de alta precisión, están repartidos a través de nuestro planeta y controlan cotidianamente la radioactividad del aire. Su misión: investigar aún las muy débiles cantidades de productos radioactivos que podrían indicar que se ha efectuado un ensayo nuclear violando el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN).

Los resultados de estos análisis permitirían establecer un seguimiento, día a día, y desde el 12 de Marzo de 2011, del avance de las masas de aire contaminado por los desechos radioactivos de la central nuclear de Fukushima Daiichii. Sin embargo, es imposible porque los datos son confiscados por los Estados. Los resultados se transmiten a organismos oficiales, seleccionados previamente, y que tienen la obligación de no divulgarlos. Esta red internacional de mediciones está financiada con dinero público. La población tiene derecho, pues, a conocer esta información. Todas las cifras deben ser publicadas y no solamente algunas que han sido cuidadosamente escogidas por las autoridades.

“Exijo que los resultados de los análisis de la radioactividad en el aire de la red TPCEN se hagan públicos, en su integralidad y sin demora. Pagados por los ciudadanos de todos los países, deben ser públicamente accesibles y servir a nuestra protección.”

Petición (PDF – 18.9 KB)

Petición a favor de una trasparencia total sobre la radioactividad del aire que respiramos – Agir avec la CRIIRAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *